Los términos “register”, “registrar” y “registry” plantean numerosos problemas de interpretación a los juristas, ya que se usan de forma similar y, en ocasiones, para referirse a lo mismo. Vamos a estudiarlos detenidamente.

En primer lugar, el término register suele utilizarse para referirse al organismo de registro encargado de custodiar ciertos documentos, por ejemplo, el registro mercantil que se suele denominar Trade Register, aunque en el Reino Unido es más conocido como Companies House que es su nombre oficial. Sin embargo, nos encontramos con la excepción del registro de la propiedad británico que se denomina Land Registry, o con organismos como el registro civil al que unas veces se le denomina Register Office y otras Registry Office.

El término register, además, se usa en la Ley británica de Sociedades de 2006 (The Companies Act 2006) para referirse a los asientos o a la información registral que aparece de una sociedad en el registro mercantil (según se define en el artículo 1080 de dicha ley). Pero también se usa la palabra register para denominar a los diferentes libros de registro que debe llevar una sociedad, tales como: register of members (registro de socios; artículo 113), register of directors (registro de consejeros; artículo 162), register of secretaries (registro de secretarios; artículo 270).

Por último, el término registrar se utiliza para referirse al funcionario encargado del registro. En la Companies Act 2006 se habla con frecuencia de los registrars of companies que son los funcionarios encargados de las oficinas del registro mercantil. Hay tres responsables principales nombrados para las tres oficinas o delegaciones del registro: uno para Inglaterra y Gales, otro para Escocia y otro para la delegación de Irlanda del Norte. Todas las limited companies que se constituyen en Inglaterra, Gales, Escocia o Irlanda del Norte deben registrarse en el Companies House correspondiente.

 

Ruth Gámez y Fernando Cuñado
Traducción Jurídica