Las propuestas de la Comisión Europea para facilitar los trámites jurí­dicos cuando fallece un miembro de la familia que posee bienes en otro país de la UE dan un paso importante.

Alrededor de 12,3 millones de europeos viven en un país de la UE que no es el suyo y hay cerca de 450.000 sucesiones internacionales cada año, cuyo valor se estima en más de 120.000 millones de euros. En su calidad de propietarios de inmuebles y de cuentas bancarias, las familias se enfrentan con diversas normas sobre jurisdicción y derecho aplicable en los 27 Estados miembros de la UE. Por ejemplo, si fallece un ciudadano alemán que tiene una casa en el sur de España, ¿qué derecho de sucesiones se aplicaría a su propiedad, el español o el alemán?

La votación celebrada en el Parlamento puede dar lugar próximamente a una simplificación sustancial de las sucesiones internacionales gracias a un único criterio para determinar tanto la jurisdicción y el derecho aplicable a una sucesión transfronteriza: el lugar de residencia habitual del fallecido. La votación también allana el camino para introducir el certificado sucesorio europeo, gracias al cual las personas podrán demostrar que son herederos o administradores de una sucesión sin más trámites en toda la UE. Todo ello representará una mejora notable de la situación actual, en la que a veces los ciudadanos tienen grandes dificultades para ejercer sus derechos. De ellos se derivarán procedimientos más rápidos y menos costosos.

Tras la votación en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, la legislación pasará a la sesión plenaria del Parlamento Europeo y al Consejo de los Ministros de Justicia de los 27 Estados miembros de la UE para su aprobación.

El fallecimiento de un miembro de la familia es un suceso triste y traumático sin que se le añadan problemas jurídicos adicionales», ha declarado la Comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, Vicepresidenta de la Comisión. «La votación de hoy de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo es un paso decisivo hacia la seguridad jurídica de miles de familias que se enfrentan a sucesiones internacionales. En interés de los más de 12 millones de ciudadanos de la UE que podrían verse potencialmente afectados por el nuevo Derecho de la UE sobre sucesiones internacionales, espero que el Parlamento y el Consejo puedan llegar a un acuerdo definitivo pronto. Concretamente, el certificado sucesorio europeo podría facilitar considerablemente los trámites legales de las sucesiones en situaciones transfronterizas.

De conformidad con el Reglamento, habría un único criterio para determinar tanto la jurisdicción de las autoridades como el Derecho aplicable a la sucesión transfronteriza: el lugar de residencia habitual del fallecido. No obstante, las personas que vivan en el extranjero podrán decidir que se aplique el Derecho de su país de nacionalidad a toda su sucesión.

Precedentes

Cada año hay alrededor de 4,5 millones de sucesiones en la UE, de las cuales alrededor de un 10 % tiene una dimensión internacional. Se calcula que el valor de estas sucesiones asciende a unos 123 000 millones de euros al año.

Las normas aplicables a las sucesiones internacionales son extremadamente complejas y difíciles de predecir. Las normas relativas a la jurisdicción y el Derecho aplicable varían considerablemente de un Estado miembro a otro, lo que da lugar a una gran inseguridad jurídica y angustia para las personas que quieren planificar su sucesión y para sus herederos, o que pueden verse sumidas en dificultades jurídicas y administrativas al heredar bienes en otro Estado miembro.

Avatar

El objetivo de la Delegación del CGAE en Bruselas es eliminar las distancias entre el abogado español y las Instituciones europeas.