Para obtener una patente en España es preciso presentar la correspondiente solicitud de patente en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). La documentación de la solicitud incluye una memoria que consiste en una descripción de la invención, unas reivindicaciones (que definen la protección que la patente otorga) y, en su caso, unos dibujos para ilustrar la invención.

Tras la presentación, la OEPM examina la solicitud de patente para determinar si los documentos son formalmente correctos, si el objeto de la solicitud de patente es materia patentable y tiene aplicación industrial, y si la invención carece de novedad de manera manifiesta y notoria. En el caso de que haya alguna objeción, se emite el correspondiente suspenso, al que el solicitante tiene la oportunidad de contestar presentando sus alegaciones y/o corrigiendo los defectos señalados.

Superado el examen inicial, es preciso solicitar el llamado informe sobre el estado de la técnica. Se trata de un informe preceptivo, elaborado por la OEPM, entre millones de documentos anteriores (patentes de muchos países del mundo y otra literatura técnica) para que el solicitante pueda valorar la novedad y la actividad inventiva de su invención. El plazo para solicitarlo es de quince meses desde la presentación de la solicitud de patente o un mes desde que se publique en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (una publicación especializada de la OEPM que ve la luz quincenalmente) el correspondiente anuncio de que el examen inicial ha sido superado y de que, por lo tanto, el procedimiento continúa, aplicándose automáticamente el plazo que expire más tarde.

Si se solicita el informe sobre el estado de la técnica en plazo, el mismo será elaborado y entregado al solicitante. Además, se publica un anuncio de que el informe sobre el estado de la técnica está a disposición del público. Asimismo, la solicitud de patente será publicada en, teóricamente, dieciocho meses desde la fecha de presentación.

A partir de este momento, el solicitante tiene la opción de optar, en el plazo de tres meses, por uno de los dos procedimientos siguientes, a saber:

El procedimiento general de concesión de una patente

En este procedimiento se publica un anuncio a partir del cual terceras partes pueden presentar observaciones al informe sobre el estado de la técnica en un plazo de dos meses. Posteriormente, haya o no observaciones de terceros, el solicitante dispone de otro plazo de dos meses para presentar sus propias observaciones, y, en su caso, modificar las reivindicaciones. Finalmente, haya o no observaciones propias o de terceros, y se hayan modificado o no las reivindicaciones, la patente se concede.

El procedimiento con examen previo

En este procedimiento se publica un anuncio a partir del cual terceros interesados disponen de un plazo de dos meses para presentar oposiciones (obsérvese que se trata de verdaderas oposiciones, y no de meras observaciones; aquéllas pueden desembocar en la denegación de la solicitud de patente; éstas no impedirán la concesión).

A continuación, el examinador de la OEPM hará un verdadero examen de la novedad y la actividad inventiva de la invención, y lo comunicará al solicitante, con las oposiciones que en su caso se hubieran podido presentar. Comienza aquí una fase de comunicaciones entre el solicitante y la OEPM, en la que el solicitante dispone de oportunidades de modificar las reivindicaciones para superar las objeciones existentes contra su solicitud de patente, que, finalmente, se concede o deniega total o parcialmente.

Una vez que la patente se concede, es preciso pagar los derechos de concesión de la misma y, todos los años, las llamadas anualidades, o tasas de mantenimiento en vigor de la patente, durante toda la vida de la misma (que es de veinte años desde la fecha de presentación de la solicitud de patente). Las anualidades son cantidades bajas inicialmente, pero van aumentando en progresión geométrica.

El procedimiento general de concesión de una patente dura, según establece la Ley de Patentes, catorce meses desde la publicación de la solicitud de patente. El procedimiento con examen dura veinticuatro meses desde dicha publicación. Es posible sin embargo obtener la tramitación acelerada del expediente en el momento de la presentación de la solicitud de patente, lo que implica ciertos requisitos, pero acelera los trámites.

Alex Zuazo

Este artículo no debe ni pretende ser considerado como asesoramiento legal

Mariscal & Abogados

Mariscal & Abogados es un despacho internacional con oficinas principales en Madrid que ofrece asesoramiento jurídico a empresas nacionales y extranjeras en sus actividades en España. . Contacte con Mariscal & Abogados