El 27 de septiembre de 2012 se celebra en Maspalomas, Isla de Gran Canaria, el Día Mundial del Turismo, un evento que organiza cada año Naciones Unidas. En dicho evento, la Organización Mundial del Turismo tiene previsto presentar una guía electrónica con soluciones energéticas sostenibles para hoteles, una propuesta de adopción de medidas de eficiencia energética y energía renovables, dirigidas a contribuir a frenar el cambio climático y animar a empresarios hosteleros a que fomenten el ahorro e incrementen sus beneficios comerciales, a través del empleo de energías limpias y ecológicas en sus establecimientos.

Precisamente en la Isla de Gran Canaria se encuentra el denominado Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), un organismo público de reconocido prestigio tanto a nivel nacional como internacional, que cuenta ya con 20 años de existencia, y que desde su creación, en el año 1992, ha sido pionero en la investigación, desarrollo e innovación de energías limpias y renovables, biotecnología, aguas, sostenibilidad y autosuficiencia energética en España.

Durante décadas, y hasta hace muy poco, el modelo económico de nuestro país estaba basado principalmente en el desarrollo del turismo y en el fomento de la construcción. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en el año 2007, el último de los sectores citados no parece que vaya a ser clave en la recuperación y crecimiento económico de España, al menos en el corto y medio plazo.

Mermado como está el sector de la construcción en nuestro país, ¿podrían ser las energías renovables una fuente de crecimiento económico y de creación de empleo para España?; ¿Podrían contribuir a la creación de un nuevo modelo económico alternativo al ladrillo, que además de ser limpio y sostenible, es perfectamente compatible con el desarrollo de otras industrias ya existentes en España, como es el turismo?

España, en general, cuenta con unas condiciones climáticas óptimas para la implantación y desarrollo de energías renovables, y junto a otros países como China, EE.UU. o la India, la tecnología desarrollada por empresas de nuestro país en este emergente sector se ha convertido en un referente a nivel mundial.

Entre los muchos argumentos a favor de las energías renovables, se encuentra el económico: contar con un recurso propio para generar energía, permite reducir considerablemente, y tal vez en el futuro,  eliminar del todo, el alto coste que supone importar combustibles fósiles del exterior, además de contribuir al desarrollo de una industria emergente a nivel mundial como es el sector de las renovables. Esto conlleva, a su vez, a la creación de nuevos puestos de trabajo, el fomento del ahorro energético y la atracción de inversores extranjeros, entre otros muchos factores. Todo ello se traduce en riqueza y crecimiento económico para nuestro país.

Muchas voces apuntan ya a que el modelo energético de las renovables se convertirá con el tiempo en el motor del nuevo modelo económico mundial. Sólo la energía eólica, principal de las renovables desarrolladas en España, supone ya un 3 % de la demanda eléctrica mundial, según los últimos datos presentados por la Agencia Internacional de la Energía Eólica (IEA WIND).

Europa también apuesta por las energías renovables. Recientemente, el Comisario Europeo de Energía, Gunter Oettinger, ha mostrado su disconformidad con la aplicación en España del Real Decreto 1/2012, que suprime las primas para la energía eólica y fotovoltaica con carácter retroactivo, y que está provocando la quiebra de muchas empresas que, confiadas en que recibirían dichas ayudas públicas, invirtieron en el sector de las renovables, y que ahora, tras la entrada en vigor del referido Decreto, está provocando cuantiosas pérdidas para dichas empresas, inclusive el cierre de muchas de ellas, y por ende, la pérdida de numerosos puestos de trabajo.

Puede que la crisis que está afectando gravemente a nuestro país, sea una oportunidad única para reinventar nuestro modelo económico. Apostar por las Energías Renovables, y conjugar éstas con el turismo y otras industrias ya existentes en España, tal vez sea la solución a muchos de los problemas económicos y sociales que vivimos en la actualidad. La tecnología desarrollada por España en el sector de las renovables, que hoy por hoy sigue siendo un referente a nivel mundial, podría convertirse, en el futuro, en el nuevo motor, junto al turismo, de nuestra maltrecha economía.

 

Javier Cárdenes Suárez – Lagares

 

 

Eurojuris España

Eurojuris España es una asociación internacional de despachos de abogados que ofrece asesoramiento jurídico en todo el territorio español. ¡Infórmate sobre las condiciones de adhesión!