Aunque no sean fiscalmente residentes, los propietarios de inmuebles en España deben declarar anualmente las rentas que generen estos inmuebles y pagar el llamado Impuesto de la Renta de No Residentes. También han de pagar dicho impuesto quienes solamente vienen de vacaciones y no alquilan sus casas en España.

La Hacienda Pública española había sido hasta ahora muy poco exigente a la hora de reclamar el pago del impuesto de la renta a los no residentes propietarios de inmuebles. Muchos propietarios desconocen esta obligación y no entienden por qué tienen que declarar y pagar un impuesto sobre la renta en España, a pesar de que no reciben ningún ingreso aquí. Vienen a España solamente a pasar sus vacaciones: ni trabajan, ni tienen ingresos por intereses generados por depósitos de dinero en el banco, ni tampoco alquilan sus propiedades. Sin embargo, la mera posesión de un inmueble en España (al igual que en otros países europeos) es vista por la ley del impuesto de la renta como un ingreso. Las normas fiscales estatales asumen que uno recibe de todos modos un beneficio de la finca, incluso si ésta se dedica al propio disfrute y no se alquila. Solamente se exceptúan los casos en que la propiedad constituye el propio domicilio fiscal o está dedicada a actividades económicas. Ambos casos nunca pueden darse tratándose de no residentes.

A diferencia de lo que ocurre con el impuesto municipal sobre bienes inmuebles, el llamado IBI, el cual exige el municipio al correspondiente propietario cada año y es calculado y reclamado por el propio ayuntamiento, en el caso del impuesto estatal de la renta de no residentes es el propio obligado tributario el que debe presentar cada año una autoliquidación, que él mismo prepara y calcula.

Este pasado mes de agosto, muchos propietarios que pasan sus vacaciones en condominios o casas de propiedad en España, recibieron una carta de la Agencia Tributaria española, en la que se les recuerda que existe este impuesto sobre la renta de no residentes y que debe ser pagado. Anteriormente, la Hacienda Pública con respecto a este impuesto era muy generosa. Sin embargo ahora, dado que la situación económica es tan mala, parece que la Agencia Tributaria se ha vuelto más estricta a la hora de exigir la presentación de la declaración de este impuesto y su pago por todos los no residentes que son dueños de propiedades inmobiliarias en España.

Carlos Prieto Cid

Este artículo no debe ni pretende ser considerado como asesoramiento legal

Eurojuris España

Eurojuris España es una asociación internacional de despachos de abogados que ofrece asesoramiento jurídico en todo el territorio español. ¡Infórmate sobre las condiciones de adhesión!