En el ámbito de los contratos de venta a distancia, el derecho de desistimiento constituye uno de los derechos más importantes de los consumidores. El punto de partida es la ley española de defensa de los consumidores (Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios o TRLGDCU, que está basada en la Directiva Europea 2006/112/CE.

Según el art. 102 de la TRLGDCU, todo consumidor que firma un contrato de venta online con una empresa, es titular de un derecho de desistimiento fijado por contrato. En virtud del art. 108.2 de la TRLGDCU, un consumidor debe tener la posibilidad de verificar el producto en las mismas circunstancias que si se tratara de una venta física. Por consiguiente, el consumidor no deberá pagar por el uso del producto mientras éste tenga lugar durante el proceso necesario y proporcional a la toma de una decisión firme.

Es importante señalar que los vendedores online están sometidos a unas obligaciones de notificación general respecto a sus consumidores. Esto implica la obligación de informar de la existencia del derecho de desistimiento, bien sea en las condiciones generales o bien en su página web.

La notificación de la existencia del derecho de desistimiento tiene que estar bien estructurada y debe ser de fácil comprensión, ya que es especialmente importante no confundir el derecho de desistimiento de los consumidores con otros derechos inherentes al mismo. El derecho de desistimiento establecido por ley es independiente a otras opciones de devolución voluntariamente establecidas. Conviene recordar que todos los derechos de rescisión deben carecer de contradicciones.

Si el consumidor ha sido correctamente informado en lo que concierne a sus derechos de desistimiento, podrá hacer uso de este derecho durante catorce días naturales (art.105.2 de TRLGDCU). En caso contrario, el derecho de desistimiento tendrá una vigencia de dos meses (art.105.1 TRLGDCU).

En el texto de la notificación deberá incluirse la siguiente información:

  • La existencia de un plazo mínimo de catorce días naturales para ejercer el derecho de desistimiento establecido por ley, y el método de cálculo de los días
  • El nombre y la dirección de la persona a quien debe ser dirigida la solicitud de desistimiento y cualquier información relativa a los costes de desistimiento
  • El consumidor no estará obligado a detallar las razones de su desistimiento (art. 102.1 TRLGDCU)
  • La existencia de circunstancias excepcionales deberá ser notificada al consumidor. El artículo 103 de la TRLGDCU expone una lista de excepciones al derecho de desistimiento. Un ejemplo es su ausencia para bienes de carácter perecedero; en estos casos, el consumidor debe ser explícitamente informado de la ausencia del derecho de desistimiento, en caso contrario se mantendría el mismo
  • Según el artículo 102.2 de la TRLGDCU, todas las modalidades contractuales que establezcan penalizaciones para el consumidor por el ejercicio del derecho de desistimiento serán nulas de pleno derecho
  • Ningún consumidor podrá ser obligado a suscribir un seguro de cancelación o a utilizar un método de devolución concreto (y potencialmente más caro) para poder ejercer su derecho al desistimiento

Consecuencias del derecho de desistimiento

Devolución de los bienes

Conforme al artículo 108.1 de la TRLGDCU, el consumidor está obligado a devolver los bienes en un plazo de catorce días naturales, contados a partir de la fecha de declaración del desistimiento (a menos que el vendedor proponga la recogida en el domicilio del consumidor)

Reembolso del precio de la compra y de posibles costes adicionales

El reembolso debe ser efectuado lo antes posible; conforme el artículo 107.1 de la TRLGDCU la demora legal es de catorce días naturales, contados desde la fecha de declaración del desistimiento. En caso de incumplimiento, el consumidor tendrá derecho a exigir el doble del importe del reembolso.

Según el artículo 108.1 de la TRLGDCU, el vendedor puede decidir que el consumidor soporte los costes de desistimiento, de los cuales habrá de haber sido informado. Por lo general, el consumidor soporta únicamente los costes directamente relacionados al desistimiento (por ejemplo los gastos de envío).

El reembolso podrá efectuarse mediante cualquier medio de pago. Aunque el reembolso es lo habitual, vendedor y consumidor pueden decidir métodos distintos. El rechazo o silencio del consumidor implican el reembolso  automático en el plazo de 14 días establecido por ley.

Leonard Dorny & Karl H. Lincke

Este artículo no debe ser considerado como asesoramiento jurídico. Si tiene cualquier duda contacte con nosotros.

Mariscal & Abogados

Mariscal & Abogados es un despacho internacional con oficinas principales en Madrid que ofrece asesoramiento jurídico a empresas nacionales y extranjeras en sus actividades en España. . Contacte con Mariscal & Abogados