Tanto en los contratos anglosajones, como en otros documentos legales, es muy frecuente encontrar documentación o materiales adjuntos que aparecen recogidos al final de los mismos. Para referirse a estos documentos se emplean en inglés jurídico los cuatro términos mencionados en el título de este artículo de forma casi indistinta.

Todos ellos podemos traducirlos en español por anexos, que es el término más frecuente en nuestro idioma. Sin embargo, existen pequeñas diferencias en cuanto al significado y a la forma de empleo de dichos términos que vamos a estudiar a continuación.

Los annexes (en singular annex) son, como hemos dicho, los anexos a un documento legal que aparecen al final del mismo. Su significado es equivalente al de appendix y exhibit, sin embargo, su uso en los contratos es menos frecuente que el de los términos anteriores, empleándose con más profusión en los tratados internacionales.

Los appendices (en singular appendix) son, igualmente, los documentos adjuntos a otro principal. Se caracteriza por ser éste el término más frecuente en los contratos, especialmente los redactados en inglés del Reino Unido, mientras que en los Estados Unidos suele emplearse exhibits.

Los exhibits (en singular exhibit) son los documentos que suelen acompañar a demandas o peticiones de cualquier clase presentadas ante un tribunal. Éste es el término generalmente empleado, tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos, para referirse a los adjuntos presentados en un proceso judicial. Aunque, como hemos dicho, también es un término frecuente en los contratos estadounidenses.

Finalmente, los schedules (en singular schedule) suelen ser documentos de larga extensión que complementan el contenido de un contrato y que, precisamente por su longitud o porque se han pactado en un momento posterior a la entrada en vigor del contrato, se colocan al final del mismo. En ocasiones, y dada su importancia, son firmados aparte por los que suscriben el contrato.

Como conclusión podemos decir que los cuatro términos pueden traducirse al español por anexo cuando los encontremos en un contrato. En el caso de exhibits podríamos traducirlo también como pruebas o documentos de acompañamiento en el contexto de un procedimiento judicial.

Ruth Gámez y Fernando Cuñado

Traduccion Juridica

Traductores especialistas en traducción jurídica y financiera de inglés.