Los viajeros que organizan ellos mismos sus vacaciones combinadas comprando en línea tendrán la misma protección que los que contratan a través de agencias de viaje tradicionales, según las nuevas normas votadas por el pleno europeo.

Los eurodiputados han introducido cambios en el texto para permitir a los usuarios cancelar la compra de un paquete vacacional si el precio sube más del 8% antes de la salida

Antes de confirmar la compra de un viaje combinado, los usuarios deberán recibir información clara sobre el contrato y en concreto sobre la entidad responsable en caso de problemas.

El proyecto legislativo sobre paquetes de vacaciones, ya acordado con el Consejo de Ministros –y aprobado el 18 de septiembre de 2015-, actualiza una normativa de 1990. Desde entonces, el incremento de los vuelos de bajo coste y la venta por internet han modificado considerablemente el modo en que los viajeros planifican y contratan sus vacaciones. Según cálculos de la Comisión Europea, la nueva legislación ofrecerá cobertura a 120 millones de consumidores más, es decir, todos aquellos que prefieren organizar sus vacaciones combinadas en internet.

La normativa amplía la definición de viaje combinado para incluir la mayoría de vacaciones contratadas por internet y que constan de varias partes -vuelos, hoteles y alquiler de vehículos, por ejemplo-, para garantizar la protección de los viajeros en caso de incidencias.

Fuente: Europa en breve– Delegación del CGAE en Bruselas

El objetivo de la Delegación del CGAE en Bruselas es eliminar las distancias entre el abogado español y las Instituciones europeas.