Mediación civil, mercantil y familiar

La mediación es un procedimiento de resolución de conflictos sin necesidad de acudir a los tribunales. En este procedimiento ágil, confidencial, voluntario y económico interviene un tercero o mediador, que favorece la comunicación y el consenso entre las partes y previene conflictos futuros.

Por qué funciona la Mediación

  • La mediación concede la importancia y tiempo necesarios para concentrarse en resolver el conflicto y reparar la relación
  • La mediación reconoce el importante papel que una persona imparcial puede jugar en ciertas negociaciones
  • La mediación permite a las partes involucradas en el conflicto hablar por sí mismas con el fin de establecer los asuntos tal como ellos los ven, sentirse respetados, autónomos y asumir la responsabilidad sobre sus decisiones de futuro
  • La mediación tiene en cuenta la naturaleza diversa y a veces contradictoria del ser humano –es decir, racional y emocional, cooperativa y competitiva-
  • La mediación favorece la interacción de necesidades emocionales y pensamiento racional, y permite a las personas encontrar soluciones que tengan ambas en cuenta
  • Las etapas previstas en la mediación están diseñadas para seguir patrones humanos: la decisión de intentar un arreglo, la oportunidad de expresarse sobre el asunto, la discusión sobre las circunstancias, la identificación de los distintos asuntos a tratar, la búsqueda de soluciones y le necesidad de encontrarlas
  • La mediación evita la imposición de soluciones por parte de expertos
  • La mediación no persigue establecer culpas, dejando espacio para diferencias de opiniones acerca de los hechos
  • Al mismo tiempo, otorga respeto a las diferencias de valores y comportamientos
  • La mediación provee una oportunidad para descubrir y tratar las causas subyacentes de los conflictos y mejorar el comportamiento futuro
  • La mediación permite a las partes salvar la cara otorgando privacidad y confidencialidad al proceso
  • Las soluciones acordadas mediante la mediación tienen mayores posibilidades de ser cumplidas ya que las partes se involucraron en su desarrollo
  • La mediación se puede aplicar en los ámbitos civil y mercantil o familiar

Mediación Empresarial

La mediación empresarial es un proceso de resolución de conflictos que permite a las empresas resolver sus diferencias por vías no litigiosas, preservando la confidencialidad, las relaciones comerciales y la calidad de las relaciones laborales. La resolución de conflictos en este ámbito se aplica también a instituciones u organizaciones.

A diferencia de lo que ocurre en el proceso judicial, en el que las partes delegan en un tercero la solución de su disputa, en la mediación empresarial son los propios interesados los que tienen el control sobre la solución final ya que ningún acuerdo puede ser impuesto. Son muchos los empresarios que reconocen que estas nuevas alternativas de resolución de conflictos producen mejores resultados que el pleito y suponen un recorte considerable de gastos.

Mediación Comercial

  • Su flexibilidad, al adaptarse a todo tipo de divergencias empresariales, sea cual sea su complejidad
  • Posibilidad de que los directores de empresa controlen la resolución de los problemas
  • Se persigue la resolución del conflicto dejando de lado las cuestiones personales que enfrentaron a las partes en el pasado
  • Con la ayuda de un mediador hábil, las empresas pueden centrarse en sus relaciones futuras; ello puede resultar transcendental, por ejemplo, cuando una de las partes en conflicto es suministrador de materiales esenciales para la fabricación del producto
  • Los mediadores pueden ayudar a las partes a determinar por adelantado cómo resolverán sus conflictos futuros, a fin de evitar que se llegue a un punto muerto en las relaciones.

Contacte con Nosotros